Los mayores enemigos de los suelos laminados tradicionales son el agua, la condensación y la humedad que Aqua-Step resiste sin esfuerzo. Aqua-Step es el inventor y primer fabricante de suelo laminado resistente al agua. Aqua-Step se puede limpiar con agua y jabón con una hinchazón de las tablas del 0%. El suelo se mantiene libre de gérmenes y moho, lo que es ideal para los niños, alérgicos y amantes de los animales.